Carta a la Consejera de Turismo

Estimada Consejera de Turismo:

A continuación le presentamos más de 50 hechos para que pueda estimar usted el grado de transparencia y corrupción en la Consejería de Turismo, responsable del motor de la economía de Canarias:

Nada menos que medio centenar de hechos que detallamos a continuación y tenemos la seguridad de que a nadie dejarán indiferente. Hechos que pueden ser contrastados desde la documentación disponible en la plataforma de contratación del estado y mardemenos.es y que se están perpetrando en nombre del Gobierno de Canarias y la Unión Europea:

  1. En junio del año pasado se le informó de graves hechos que habían tenido lugar con respecto al proyecto Ecoáreas.
  2. Hechos que se sumaban a todos los que se llevaban denunciando desde 2018 y se pueden considerar suficientemente relevantes como para ir a Fiscalía como ya se le comunicó.
  3. Se obtuvo el silencio por respuesta a pesar de la disposición de diálogo de quienes denunciaban los hechos.
  4. Eso fue antes de que desde la Consejería que usted dirige, se publicara una licitación para resolver en pleno agosto y por valor de cerca de 400.000€.
  5. Esta es probablemente la contratación más grande que ha existido en Canarias para servicios de participación.
  6. Tan escandalosa era la licitación en su contenido y sus formas, que fue anulada por el propio Tribunal Administrativo del Gobierno de Canarias.
  7. Esta licitación motivó que 70 profesionales especializados y una decena de entidades firmaran un Manifiesto por la coherencia de Ecoáreas.
  8. Además de que se publicaran varios artículos de prensa al respecto y se realizaran varias entrevistas en distintos medios denunciando la situación.
  9. A pesar de los antecedentes, en febrero de este año se publicó una nueva versión de la licitación, más escandalosa aún que la anterior.
  10. Como los hechos que tenemos para exponerle hablan por sí solos, no vamos a entrar en los detalles porque están perfectamente recogidos en el recurso de 25 páginas y 16 anexos que se presentó a la nueva licitación.
  11. Recurso al que, a la luz de los hechos que se van a describir, su Consejería ha tenido a bien volverle a hacer caso omiso.
  12. La entidad ganadora de la licitación es la misma que coordinó los trabajos previos a la licitación.
  13. Con este nuevo contrato, su responsable encadenaría el tercero con Ecoáreas.
  14. Es la misma entidad que contaba con información privilegiada que se ocultó al resto de entidades licitadoras como se denuncia en el recurso.
  15. Es la única entidad de las 11 que se han presentado a los dos lotes de la licitación, de la que no aparece en internet ni página web, ni redes sociales (salvo un canal de video de Vimeo que cuenta con cero publicaciones). Recordemos, para la dinamización social y participación por valor de más de 300.000€
  16. No hay en internet noticias de trabajos que esta entidad haya terminado.
  17. La única información que ofrece Internet sobre la entidad es que es una asociación sociocultural y no una empresa.
  18. Una asociación de la que en Internet, de lo poco que aparece es que es de “Postproducción Cinematográfica, De Vídeo Y De Programas De Televisión” (siendo una entidad de servicios audiovisuales, es muy sorprendente comprobar que no cuenta ni con una web empresarial, ni un canal de vídeo, ni una red social).
  19. Según la información publicada en Internet, esta asociación fue creada en 2018, por lo tanto, meses antes de ser contratada por la Consejería.
  20. y que sin huella de actividad en internet, se supone tiene solvencia económica y técnica para hacer frente a un contrato de más de 300.000€ y que conlleva, a través del Proyecto Ecoáreas, la dinamización de las 8 islas del Archipiélago.
  21. Es difícil comprender, como una empresa sin ninguna presencia en internet, fundada en 2018 y teniendo en cuenta las circunstancias causadas por el COVID-19 que no ha permitido reunir personas puede presentar solvencia económica y técnica para dicho fin.
  22. Una entidad cuyas características parecen adaptarse a la perfección a la licitación, sin embargo, la licitación no refleja las necesidades que durante 3 años se definieron para el proyecto.
  23. El proyecto Ecoáreas desarrollado desde 2016 hasta 2019 no contemplaba la privatización de los servicios de dinamización. Invirtiendo la Consejería más de 400.000€ en esta fase para llegar a esa conclusión.
  24. El Tribunal que anuló la primera licitación ya advirtió que un informe con dos párrafos genéricos no era suficiente motivación para una licitación de 400.000€ y en la segunda licitación se volvieron a usar los mismos textos sin justificación alguna y contraviniendo el dictamen del Tribunal.
  25. El argumento de defensa de la licitación de los técnicos respecto a la impugnación era que ellos tenían “presunción de acierto y veracidad” afirmación que desautoriza el Tribunal y que apunta a serios indicios de prevaricación.
  26. La Consejería contactó en 2015 a una persona específica para ser la coordinadora de Ecoáreas, puesto al que acabó renunciando tras 3 años por las prácticas inadmisibles de las que relata haber sido testigo,
  27. añadido a que se le negaron las medidas y medios para poner solución a las situaciones que se propiciaban desde el propio personal de la Consejería.
  28. La Consejería lo contactó porque formó parte del equipo que impulsó la propuesta inicial: Microáreas, y parece ser que Ecoáreas no era capaz de hacer frente a las acciones enmarcadas en el proyecto, aún contando con un presupuesto órdenes de magnitud superior y teniendo, simplemente, que mejorar las acciones que se habían realizado anteriormente.
  29. Tras su marcha, se lleva a cabo la contratación de la asociación citada, enmarcándola en 4 contratos de 15.000€ a distintas entidades para hacerlos como adjudicaciones directas cuando anteriormente se había hecho como un solo contrato. Eludiendo así los trámites establecidos por ley para la contratación.
  30. Una irregularidad de la que se debe informar a Intervención porque es una práctica manifiestamente ilegal.
  31. Es cuando esta asociación es contratada para la coordinación, que se estima necesaria crear la polémica licitación.
  32. La misma entidad dónde coincide la titulación de su responsable (un grado medio no específico para las tareas a desempeñar) con la primera titulación nombrada en la licitación, citando los grados superiores en segundo término.
  33. Evidentemente este hecho resulta injustificable, más aún cuando ya fue denunciado en la primera impugnación.
  34. Que se cree un concurso de estas características para una entidad privada supone ofrecerle una gran ventaja para futuros concursos.
  35. La privatización del servicio de dinamización y participación de Ecoáreas supone propiciar la generación de un monopolio a favor de una entidad privada.
  36. La licitación plantea 17 puestos de trabajo que pueden ser cubiertos por FPs de animador sociocultural con solo un año de experiencia animando fiestas infantiles. Valga nuestra admiración por esta noble labor pero 17 puestos de trabajo del mismo perfil no coinciden con el proyecto diseñado durante 3 años y solicitado a Europa.
  37. Es necesario recordar que las titulaciones ambientales, de turismo, derecho, empresariales u otras muchas no tenían cabida en la licitación para desarrollar un proyecto que se supone de sostenibilidad y medioambiente. Es sorprendente ver que personas con formación y experiencia especializada para el desempeño de las acciones del Proyecto, no tuviesen cabida en la licitación.
  38. Cabe destacar, que el Gobierno de Canarias ha solicitado el 80% de la financiación de este proyecto a la Unión Europea para que “Las actuaciones que se lleven a cabo sean útiles para la conservación de las especies y minimicen las amenazas sobre ellas y mejoren el estado de conservación de las mismas.” Es difícil cumplir con estos objetivos sin contar con ninguna persona con perfil ambiental en el equipo.
  39. Por otro lado, también es sorprendente ver que en una licitación de la Consejería de Turismo, personas tituladas en turismo no puedan optar a un trabajo de dinamización turística.
  40. Además, el responsable de la entidad ganadora, es sobrino de la única persona que sugirió la Consejería de Turismo al Consejo Científico del proyecto.
  41. Persona que fue la única del Consejo Científico que fue contratada posteriormente en los 4 contratos nombrados en el apartado 29 y precisamente para describir acciones que luego han puntuado para ganar el concurso “a juicio de valor” sin haber hecho públicos los informes correspondientes.
  42. Se hace necesario recordar que muchos miembros del Consejo Científico dimitieron por las prácticas inadmisibles de la Consejería
  43. y no se les pagó por los servicios prestados pese a haber presupuesto destinado a ello y a haber desarrollado su labor.
  44. El personal de la Consejería despidió a 10 personas del Consejo Científico sin motivo fundamentado, de forma unilateral, en contra del criterio del equipo de coordinación y después de haber contado con ellos para lanzar el proyecto.
  45. Actualmente el Consejo Científico está desarticulado por lo que ni el personal técnico de la Consejería, ni la asociación ganadora del concurso cuentan con medidas de respaldo científico para sus acciones.
  46. Respecto a la existencia o no del Consejo Científico, desde la Consejería se mintió a los periodistas que los entrevistaron lo que motivó que la falta a la verdad de la Consejería apareciese posteriormente publicada en prensa.
  47. El resultado de la licitación (lote1) es que esta asociación ha obtenido la máxima puntuación posible en la baremación “a juicio de valor”, un 35% más que la segunda.
  48. Esta segunda, sin embargo, la componen personas que han desarrollado la única Ecoárea realmente operativa a día de hoy, una entidad compuesta por decenas de profesionales de primer nivel, que no han podido competir con una entidad que podríamos llamar “fantasma”, al menos, en Internet.
  49. La tercera entidad en el ranking resultante de la licitación, presenta una puntuación 60% inferior a la primera,
  50. Fácil de entender cuando no se dispone de información para poder licitar en igualdad de condiciones.
  51. Sirva a modo de ejemplo que el proyecto técnico que se puntuaba a juicio de valor y representaba el 40% de la puntuación, consistía en describir cómo se iba a dinamizar la red de Ecoáreas. Para obtener información al respecto la licitación no ofrecía ningún informe o documento, simplemente remitía a la web. En ella, en el enlace de “la red” sólo aparecen puntos en un mapa y ni un pequeño texto.
  52. En los 3 primeros años se redactaron más de 100 documentos que ofrecían información, en algunos casos imprescindible, para la entidades que han participado en la licitación.
  53. En los 2 años posteriores las dos universidades participantes tenían obligación de entregar otra media centena de informes de los cuales algunos eran totalmente imprescindibles para la licitación. Más los informes de las otras entidades contratadas. Informes que no son públicos y la Consejería ha negado mostrar pese a ser requerida para ello.
  54. El técnico de la Consejería que firma el informe de la puntuación “a juicio de valor” de la licitación argumenta que en la web se ofrecía “la información necesaria” matizando que las entidades licitadoras debían buscar y revisar los vídeos (horas y horas de actos de todo tipo) y noticias dispersas en internet pero omitiendo que hay muchos informes que describen con detalle y precisión lo que necesitaban las entidades para licitar.
  55. El 40% de la licitación era a juicio de valor de la propuesta de metodología para dinamizar esas Ecoáreas, cuando la metodología se ha desarrollado con numerosas contrataciones previas durante 4 años y ha costado cerca de 400.000€.
  56. En resumen, se ha tardado 4 años en diseñar un producto (Ecoáreas), con decenas de personas implicadas y se gasta en ello 400.000€ y para encargar la producción de ese producto por más de 300.000€ (“dinamización” según lo establecido en la licitación), no se pone a disposición de los licitadores la información previa del diseño y se da un plazo de un mes para hacer una propuesta de diseño, determinante para la obtención de puntuación para ganar el concurso para la producción.
  57. Hay que tener en cuenta también que durante 4 años se ha pedido a la población que presente sus propuestas fundamentadas de Ecoáreas por lo que existe un registro de posibles lugares con sus características y valores. Esta información la ha manejado la asociación ganadora mientras que no ha estado a disposición del resto de entidades licitantes.
  58. La asociación ganadora oferta un aumento del 150% en el número de Ecoáreas. De 10 a 25. Con la información citada previamente no es difícil hacer semejante aumento pero resulta temerario sin disponer de ella para un tiempo de ejecución de solo un año.
  59. Con toda esta información conocida, no ha habido nadie que de oficio haya investigado tan escandalosos datos.
  60. Con todos los hechos descritos y fácilmente verificables y las pruebas documentales, se puede demostrar que la licitación es fraudulenta teniendo en cuenta que, además, la nueva licitación contraviene el dictamen anterior del Tribunal.
  61. Todo esto se hace sabiendo que se va a supervisar el proceso con lupa debido a los antecedentes y a la movilización social suscitada lo cual es reflejo de la impunidad con la que se opera.
  62. Todo esto se hace en nombre de la sostenibilidad, la participación ciudadana y un mar de todos y todas.


Señora Consejera, el personal de la Consejería de Turismo que usted representa estuvo trabajando 6 meses en la preparación y resolución de esta licitación, de la que se tienen pruebas documentales de mala praxis, después de haber sido anulada la anterior licitación por estar manipulada y, sobre todo, teniendo en cuenta que nos encontramos en plena crisis mundial, con un futuro incierto para millones de personas trabajadoras. Se lleva varios años documentando por escrito la infinidad de tropelías perpetradas por las personas encargadas de este proyecto en nombre del Gobierno de Canarias y los fondos FEDER de la Unión Europea.  

Somos muy conscientes de nuestra falta de medios para confrontar con quienes disparan con pólvora del rey y cuentan con recursos muy lejos de nuestro alcance como quien trabaja desde dentro de una consejería del Gobierno de Canarias. Pero hay algo que tenemos muy muy claro, más vale la fuerza de la razón, que la razón de la fuerza. Cada día que pasa las acciones de la Consejería de Turismo son más evidentes y refuerzan nuestras argumentaciones sobre la presunta corrupción en la gestión de Ecoáreas, aumentando el número de nuestros aliados y el nivel de indignación de los mismos.

Señora Consejera, nos dirigimos a usted de buena fe, con el fin de sacar a la luz los problemas y mala praxis de este proyecto, de los que se tienen pruebas, para que a nivel interno cambien las cosas. Vivimos en una región con infinidad de recursos, y una financiación y un proyecto de este calibre podría no sólo mejorar la imagen y situación medioambiental de las Islas Canarias, sino también crear puestos de trabajo de personas que tienen la experiencia para llevar a cabo satisfactoriamente las acciones del proyecto y, con ello, mejorar la vida de la población canaria.

Sin otro particular se despide atentamente:

Plataforma por un mar sostenible

2 comentarios sobre “Carta a la Consejera de Turismo

  1. Que se aplique transparencia a este tan necesitado proyecto y que el equipo sea de personas cientificas especializadas al respecto .
    Que la corrupcion no salga impune.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: